6 consejos básicos a la hora de contratar un plan de pensiones

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Valora esta publicación)
Cargando…



Aunque no todos los especialistas, y no en todos los casos sería la mejor opción contratar un plan de pensiones, en algunos casos puede interesarnos, ya que las aportaciones al plan de pensiones desgravan y nos permitirán pagar menos impuestos al hacer la declaración de la renta.

Con la meta de mantener exactamente el mismo nivel de vida cuando llegue el instante de la jubilación, cualquier plan relacionado con el ahorro privado se transforma en una opción a tener en cuenta. Es hora de meditar ya en el futuro y para esto, proseguimos estos seis consejos básicos para contratar un plan de pensiones de la Asociación Europea de Asesores Financieros (EFPA).

Escoger el plan de pensiones que más te convenga

Te vas a estar preguntando cuál es, mas lo cierto es que no hay un producto mejor que otro. Esto depende del que mejor se ajuste a tus peculiaridades y necesidades. Para asistirte a decidir te proponemos estas 3 cuestiones: ¿a qué edad lo vas a contratar?, ¿cuánto deseas arriesgar? y ¿cuánto puedes ahorrar?

Es esencial que conozcas esta regla: cuanto más peligro, mayor rentabilidad en los activos de renta variable. En cambio, si te decides por los activos de renta fija, estos son más seguros si bien conseguirás menos rentabilidad. “El producto escogido debe encajar en nuestra estrategia, teniendo presente qué porcentaje de bolsa y renta fija queremos, en tanto que la tasa mínima de rentabilidad demandada ha de ser mayor que la inflación para eludir rentabilidades negativas”, recomiendan.

Cuanto antes contrates el plan, más rentabilidad

Es evidente que si comienzas ya antes a ahorrar en tu plan de pensiones, el beneficio va a ser mayor, si bien es verdad que no siempre y en todo momento es simple comenzar debido a las circunstancias laborales o bien por el hecho de que sencillamente no te lo has planteado jamás.

Los especialistas aconsejan empezar el ahorro para la jubilación con el primer empleo. Si eres joven, los planes de pensiones con más peligro son la opción preferible. No obstante, si te hallas cerca de la jubilación, un plan de previsión asegurado (PPA) o bien una cartera de renta fija es la mejor elección. De todas y cada una maneras, conforme la EFPA: “aunque siempre y en toda circunstancia va a haber que tener en consideración la inquina al peligro del ahorrativo en cuestión, alén de la edad de contratación de nuestro plan”.

La entidad es importante

En el momento en que ya has decidido el plan de pensiones que mejor se ajusta a ti, debes estimar la posibilidad de diversificar el peligro contratando múltiples planes de pensiones de diferente vocación inversora. “No debemos poner todos y cada uno de los huevos en exactamente la misma cesta”, aseveran los especialistas.

En el momento de seleccionar entidad, es conveniente examinar los planes de esa compañía gestora para poder ver si ocupa buenas situaciones en el ranking de rentabilidad en un largo plazo y solvencia.

Consulte cuáles son las comisiones

Equipara las diferentes comisiones (administración y depósito) de cada entidad y no te dejes llevar por una comisión baja, puesto que esto no quiere decir que sea el producto más conveniente. La EFPA asevera que “debemos tener en consideración que las comisiones en planes de renta fija han de ser inferiores a los planes de renta variable, puesto que estos últimos deben tener, sobre todo, una administración activa y activa para conseguir buenas rentabilidades que atenúen el efecto de las comisiones. Existen planes de pensiones en los que la comisión de administración es bajísima y perciben un diferencial a fin de año dependiendo de la rentabilidad conseguida equiparada con una meta anteriormente marcado (las llamadas comisiones de éxito), con el máximo legal del dos por ciento ”.

No dejarnos llevar por los regalos de bienvenida

“Normalmente van ligados a una obligación de permanencia que quita la libertad del ahorrativo para mudar de plan en caso de que no responda a sus esperanzas iniciales”, es la sentencia de esta Asociación. Por esta razón, no puedes guiarte por el regalo que te ofrezcan al contratar un plan de pensiones ni tampoco hacerlo en una determinada entidad pues en ella ya tengas la hipoteca o bien algún crédito.

Alternativas a los planes de pensiones

Caso de que un plan de pensiones no sea el producto de ahorro que buscas, siempre y en toda circunstancia puedes informarte sobre los planes de previsión asegurados (PPA), los seguros de vida ahorro y los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS).




Categoría(s): Ahorro, Inversiones

También te puede interesar...

No Comments

Leave a Reply