Cómo administrar el dinero en pareja

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Valora esta publicación)
Cargando…

Cómo administrar el dinero en pareja


Tras varios años de noviazgo, las parejas suelen caer en la cuenta de que vivir juntos y tener gastos comunes no es tan sencillo como “pagar todo a medias“. Por ello, no es tan inusual que en algún momento se llegue a discutir por dinero, algo que en los inicios de la relación no suele pasar pero que puede llegar a ser motivo de ruptura. En este artículo te ofrecemos algunos consejos para que lo que paga cada uno no llegue a afectar en una relación.

Ya sea que termines de mudarte con tu pareja o estés casado desde hace años, jamás es tarde para examinar de qué forma se pueden empatar los ingresos, los gastos y los proyectos individuales. Claro, eso va alén de un fondo común para abonar la renta del apartamento o las compras domésticas.

Además se precisan ciertas reglas y, principalmente, asumir ciertos compromisos comunes. Aquí mostramos algunos consejos para conseguir que dos economías sean más fuertes que una sola y que no generen discusiones.

Acuerden una cita para hablar de temas económicos

Para comenzar a resolver un dilema, lo primero es agendar una cita para conversarlo. Apartar un día y una hora al mes para charlar solo de dinero igualmente evitará que hablen superficialmente del tema y sin resolver nada, o que lo mezclen con otros temas de la relación.

Si parten desde cero, dediquen la primera reunión a negociar de qué forma se dividirán las tareas relacionadas con las finanzas de la casa: quién se encargará de abonar las cuentas, ordenar las facturas, dar seguimiento a los ingresos al fondo común, etc.

Hagan un registro de la contabilidad doméstica

Para llevar un registro detallado de gastos e ingresos comunes basta una hoja de cálculo (Open Office (gratuito) / Excel), carpetas con los comprobantes de pagos divididos por categoría y un anuario para anticipar gastos e ingresos durante todo el año.

Creen un archivo que incluya los datos de los bancos donde tienen su dinero y los números de cuenta, aparte de los teléfonos y nombres de los consejeros financieros y el contador. Y dejen una copia de este archivo en la oficina u otro lugar seguro. Aunque parezca mentira, el caso de cuentas bancarias con miles de euros olvidadas por creer que de ellas se encarga la pareja es más común de lo que parece.

Dialoguen sobre sus objetivos financieros

La comunicación y la sinceridad son factores de vital importancia con el fin de que la planeación financiera en pareja funcione de veras. Esto requerirá revisar las finanzas y metas individuales.

Además deben conversar sobre los proyectos individuales, desde una maestría y un viaje con amigos hasta una cirugía estética. La idea es examinar si pueden empatarlas y ayudarse mutuamente a alcanzarlas.

Respecto a las tarjetas de crédito, cuentas de cheques y caja de ahorro que cada cual tenía, los especialistas sugieren mantenerlas para conservar el historial crediticio individual.

Determinen las tareas de cada uno en cuanto a las finanzas domésticas

Establezcan tareas y roles. Con el fin de que las finanzas de la pareja funcionen como un reloj, cada uno deberá ocuparse de ciertas tareas como el manejo de las cuentas bancarias, el pago de servicios, el control de las inversiones o las consultas con el contador.

Adicionalmente, es preciso que definan de qué forma aportará cada uno a los gastos comunes. Algunos especialistas sugieren establecer una estructura conforme los niveles salariales y crear aparte un fondo común de ahorro, cuando sea posible.

Hagan pronósticos a medio y largo plazo

El diagnóstico igualmente sirve como base para predecir el futuro financiero de los dos.

Desarrollen estrategias para ahorrar

Los instantes de crisis son especialmente óptimos para revisar los consumos que solo satisfacen el confort, como el bulto premium del cable, una pantalla plana de TV o la camioneta último modelo que gasta más gasolina. Revisen cada categoría de gastos (vivienda y servicios, alimentos, transportes y comunicación, ropa y calzado, etc.) y establezcan estrategias para ahorrar.

El ahorro resulta más estimulante cuando hay una meta en mentalidad. Por esto, conviene que en las “pláticas financieras” incluyan temas como el viaje que desean hacer el próximo año, un embarazo o el enganche para un departamento.

Saneen sus finanzas

Sólo llevando a rajatabla una contabilidad doméstica se puede saber en qué conceptos se está gastando dinero en exceso, por lo que revisar los gastos y corrigiéndolos cada cierto tiempo puede ayudar en gran medida a ahorrar más y tener más dinero para viajes y actividades en común.

“Hay que clasificar las deudas en buenas –las que producirán plusvalía o me harán más productivo– y malas”, afirma Juan Musi, jefe mercantil de Prudential Bank, un banco especializado en inversión. “Y resolver primero las malas”.

Los especialistas sugieren aparte cuidarse muchísimo de los créditos al consumo y eludir las compras a plazos. “Si alguno de los miembros de la pareja tiene una deuda considerable, deben hacer un plan para pagarla lo más pronto posible y eludir que los intereses saboteen las metas financieras que tienen en común”, afirma Insípida.

Rentabilicen sus ahorros

En caso de que haya superávit en sus ingresos, destínenlo de inmediato al ahorro y analicen juntos los diferentes instrumentos de inversión que hay en el mercado. Tengan en cuenta que para ganar en instrumentos financieros se requiere tomar cierto riesgo más con mesura, y más en este año. La idea es que se mantenga el poder adquisitivo.

Estudien sus pólizas de seguro

Los seguros familiares suelen ser más económicos que los individuales. Comprueben sus seguros y consulten qué les pueden ofrecer contratando seguros en común. Tampoco está de más solicitar precios cada cierto tiempo a otras compañías para encontrar ofertas más económicas.

Documéntense sobre temas de finanzas personales

Edúquense juntos. Hay que saber de finanzas personales, y qué mejor que educarse en pareja. Hay una vasta variedad de libros y talleres singulares sobre de qué forma manejar el dinero de dos. Incluso pueden charlar del asunto con parejas de amigos y compartir vivencias.

Está claro que un estupendo manejo de las finanzas personales individuales y del domicilio es un factor clave para fortalecer la intimidad en una pareja. Más como en el amor, hay que moverse, estar atento a las necesidades y ambiciones del otro… y cumplir con lo que uno promete.

Por último, la comunicación y la sinceridad son factores indispensables con el fin de que la planeación financiera en pareja funcione de veras.




Categoría(s): Finanzas

También te puede interesar...

No Comments

Leave a Reply