En qué NO hay que invertir (2015)

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Valora esta publicación)
Cargando…



Debido a su inestabilidad, en este artículo mostramos varios activos en los que no recomendamos invertir, debido a su rentabilidad excesivamente limitada o a su alto riesgo

Deuda soberana

La renta fija pública occidental ha experimentado, salvo contadas excepciones, bajadas importantes de la rentabilidad. El bono español a 10 años se mueve en el entorno del 1,6%, lo que supone un mínimo histórico, y para obtener un 3% es necesario acudir a 30 años. Los expertos adelantan que la puesta en marcha de estas inyecciones de liquidez puede dar recorrido a los precios de la renta fija estatal a medio plazo. El problema es el medio y largo plazo.

Fondos cotizados de renta fija

Uno de los activos con los que hay que tener cuidado de cara a 2015, según FE Trusted, son los fondos cotizados (ETF, por sus siglas en inglés) vinculados a la evolución de renta fija. En realidad, la recomendación supone concretar el consejo general de que hay que tener cuidado extremo con la renta fija: con la deuda en general y con la pública en particular.

‘High yield’ vinculada al petróleo

La deuda high yield vinculada a proyectos petrolíferos es la que puede resultar más dañada si se mantienen los actuales precios del crudo o incluso continúan bajando. Además, la reciente fiebre por las energías renovables, cada día más rentables, no augura nada bueno para las inversiones en sectores vinculados al petróleo.

Oro

la onza de oro cotiza alrededor de los 1.200 dólares, lejos del récord de 1.900 dólares que alcanzó en septiembre de 2011, cuando muchos lo veían como un activo refugio en tiempos de crisis. Actualmente, en España el oro de 18 kilates (pureza del 75%) cotiza a 24,06€ el gramo, y no hay visos de que su valor vaya a subir a corto plazo.




Categoría(s): Inversiones

También te puede interesar...

No Comments

Leave a Reply