PIAS o Planes Individuales de Ahorro Sistemático, un complemento para tu jubilación

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Valora esta publicación)
Cargando…



Los Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS) son seguros de vida que dejan encauzar un ahorro en un largo plazo con el propósito de que el titular pueda formar un capital, por norma general con rentabilidad garantizada, que se recibe en el instante del vencimiento en forma de renta de por vida. Igual que los Planes de Pensiones y los Planes de Previsión Asegurados, los PIAS asimismo acarrean ventajas fiscales, puesto que al percibir la prestación de esta manera, el asegurado no debe tributar nada en el IRPF por el desempeño logrado. O sea, su costo fiscal cuando reciba el dinero es cero.

En el momento de contratar un PIAS deber tenerse en cuenta lo siguiente:

-Para tener derecho a formar la renta de por vida con el capital amontonado al vencimiento, la póliza debe tener una duración superior a diez años, si bien el titular puede tener disponibilidad de su ahorro a través de la opción de rescate, conforme el plazo establecido por la empresa aseguradora (por norma general pasado el primer año).

-La aportación máxima del asegurado por año es de ocho mil euros. Esta cuantía es independiente de las aportaciones que se puedan efectuar en un Plan de Pensiones o bien un Plan de Previsión Asegurado, con lo que una misma persona que tenga capacidad económica suficiente puede encauzar su ahorro en los dos productos de forma complementaria.

-La cantidad aportada en un PIAS a lo largo de su vigencia no puede superar los doscientos cuarenta euros, conforme establece la ley.

-Tal y como se ha dicho, y es su gran ventaja, los rendimientos logrados van a quedar exentos de tributación en el IRPF si se convierten en una renta de por vida. Esta renta sí tributa de año en año, mas de forma muy reducida, especialmente si se es mayor de setenta años.

En suma, los PIAS son fórmulas de ahorro bien interesantes bajo un punto de vista fiscal, dejando al asegurado ir amontonando un capital que, dependiendo del plazo contratado, puede transformar en una renta privada complementaria a su pensión si fuera preciso.




Categoría(s): Ahorro, Inversiones

También te puede interesar...

No Comments

Leave a Reply