Siete razones por las que te puede compensar alquilar vivienda antes que comprar

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Valora esta publicación)
Cargando…



Alquilar o comprar casa, la eterna cuestión. Incluso teniendo en cuenta que desde el comienzo de la crisis el precio de la vivienda en España en promedio ha bajado aproximadamente un 40%, no está claro para muchos que compense comprar una vivienda en propiedad. La bajada de sueldos y de poder adquisitivo, sumado a la inestabilidad laboral hace que en algunos casos no compense realmente embarcarte en una hipoteca.

No te creas los tantras del tipo “alquilar es tirar el dinero” o “compro, alquilo y el piso se paga solo” ya que existen una serie de razones y casos en los que no compensa comprar.

  1. Imaginemos que el alquiler no difiere mucho de una mensualidad de una hipoteca. Vale. Mas en el caso de crisis, si vivimos del alquiler, podemos mudarnos veloz y de manera fácil a una casa más económica. Mas en el caso de que sea una casa de nuestra propiedad, eso es considerablemente más bien difícil.
  2. Es más simple asimismo negociar con nuestro casero una rebaja en el alquiler, que negociar con nuestro banquero una rebaja de la hipoteca
  3. Cada 10/15 años, nuestra casa precisa una inversión seria en rehabilitación debido al desgaste. Mas en el caso de alquiler, eso no corre de nuestra cuenta
  4. Se puede negociar un alquiler que no incluya los costos ocultos de vivir en una enorme urbe, por servirnos de un ejemplo, la capital española. Impuesto de recursos inmuebles y tasa de recogida de basuras, que son bastante elevados
  5. Si pagamos una hipoteca, y la ‘palmamos’ en ese periodo, la deuda pasa a nuestros herederos. ¿Vamos a hacerles cargar con ese cobrizo a nuestros hijos? En temporadas de crisis, bastante gente renuncia a las herencias por el costo que supone en impuestos de sucesiones. Eso no pasa en los alquileres
  6. Si adquirimos una casa, vamos a tardar unos cuarenta años en pagarla. Desde entonces, si deseamos venderla, pueden pasar múltiples cosas: que utilizar ese dinero para pasarnos a otra casa nos puede valer lo mismo. Que debamos abonar impuesto por la plusvalía. Que no podamos venderla debido a las cíclicas crisis inmobiliarias. Todo eso no pasaría con el alquiler
  7. La inversión de una casa es algo relativo. Tras cuarenta años, habría que hacer la cuenta de cuánto nos hemos gastado en la hipoteca, múltiples remodelaciones, mejoras, comunidad, derramas, ibi, seguros de hogar… y después cotejarlo con cuánto nos habríamos gastado en alquiler. Siempre y en todo momento nos va a costar menos el alquiler tras cuarenta años. Y claro, los que arrendaron, han dedicado esa cantidad excedente a otras cosas como capacitación de nuestros hijos, viajes, placer, ocio?

Para resumir, los que arriendan tal vez parezcan al final más pobres que los que adquieren una casa. Mas como absolutamente nadie puede pronosticar el futuro, hay más posibilidades de que los que han alquilado una casa hayan aprovechado mejor su tiempo para su dicha, para su capacitación, y para progresar sus condiciones de vida




Categoría(s): Finanzas, Vivienda

También te puede interesar...

No Comments

Leave a Reply