Browsing Tag

jubilación

Planes de Previsión Asegurados (PPA), una alternativa a los planes de pensiones



Los Planes de Previsión Asegurados (PPA) son seguros de vida-ahorro. En contraste a los Planes de Pensiones, los PPA sí garantizan una rentabilidad mínima en el instante del vencimiento. De forma auxiliar, asimismo se consiguen una rentabilidad dependiendo de la administración del dinero aportado efectuada por la entidad gestora. Están dirigidos a personas mayores de cincuenta y cinco años con un perfil conservador. Cubren asimismo contingencias de invalidez y fallecimiento.

El dinero aportado en un PPA asimismo desgrava sobre la base imponible del IRPF de forma idéntica a los Planes de Pensiones Individuales. La prestación asimismo se recibe en el instante de la jubilación, salvo en ciertos casos, como enfermedad grave o bien desempleo de larga duración, que se puede percibir de forma adelantada.




Categoría(s): Ahorro, Inversiones, Seguros

Planes de pensiones: Pros y contras



En España, la falta de esperanza en que la clase trabajadora tenga una pensión pública digna cuando lleguen a la edad de la jubilación, hace que cada vez más gente se plantee nuevas alternativas para asegurar su jubilación.

El gasto público en pensiones es mayor pues cada vez vivimos más años y los que producen los recursos para producir los ingresos con sus cotizaciones son menos. La demografía es un factor clave. Mayor esperanza de vida y menor natalidad nos lleva necesariamente a que o bien dismuyen las posibilidades por jubilación o bien los fondos se agotarán pronto. No nos engañemos, vivimos una ilusión transitoria merced a nuestra envidiable economía del bienestar.

Quedarse de brazos cruzados lamentándose no es una solución. En otros países llevan años con pensión pública de mínimos y de ahí que saben bien lo que es ahorrar para sostener su nivel de vida en términos razonables. Para planear la jubilación hay múltiples formas y productos: planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), seguros de rentas de por vida, planes de previsión asegurados (PPA) o bien los conocidos planes de pensiones. Sea como fuere lo esencial es iniciar lo antes posible y ponerse a cargo de un profesional que nos asesore sobre cómo invertir y qué producto elegir.

Ventajas y desventajas de los planes de pensiones

LOS PROS

La fiscalidad. Los planes de pensiones son unos de los pocos productos que dejan una mejora fiscal en el IRPF. Además de esto a buen seguro los gobiernos conocedores de la paulatina reducción del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, se van a ver obligados en el futuro a proponer reformas tributarias que estimulen en mayor medida el ahorro privado para la jubilación y un tratamiento pero conveniente en el rescate.

La flexibilidad. Contra lo que bastante gente piensa, los planes de pensiones son automóviles de inversión formidablemente polivalentes. Se pueden mudar a cualquier género de inversión en cualquier instante (Renta variable, fija, mixta…), se pueden movilizar entre entidades total o bien parcialmente, se pueden mudar a otras modalidades de inversión como los PPAs, se puede mudar de gestora cuando se quiera, se puede aportar o bien no aportar. Y naturalmente se pueden tener múltiples planes de pensiones.

Administración profesional. Al contratar un plan de pensiones de deja el ahorro a cargo de un especialista que administrará el capital para lograr el mayor desempeño y al menor costo. Algo que como particulares no es posible contestar por nuestra cuenta, por conocimientos y volumen de capital invertido.

Los planes de pensiones son inembargables, la Ley lo prohíbe. Una propiedad bien interesante hoy en día.

Los planes de pensiones, tal como los EPSV no tributan en sucesiones. Una curiosa característica usada por los grandes patrimonios para dejar un dinero en herencia (se pueden declarar como adjudicatarios a terceras personas), que además de esto deja al participante deducirse de lo aportado ya antes de su fallecimiento.

LOS CONTRAS

Me puede hacer falta. La propia desventaja es un ventaja en si misma. En un ahorro en un largo plazo lo primordial es que el capital solo pueda ser empleado para ciertas circunstancias. Si estuviera totalmente libre, cualquier imprevisible podría llevarse por delante los ahorros para la jubilación y esa no es la idea.

Que es un engaño. El ahorro fiscal que te dan por una parte te lo quitan por otro cuando lo salvan. Este es un mito muy extendido que procede de las protestas de quienes lo han rembolsado de cuajo al cumplirse la contingencia de rescate. Algo común y que es un grave fallo, puesto que la idea del ahorro en un largo plazo pretende complementar la pensión mes a mes para sostener un determinado nivel de vida. Y que aparte de muestra que en España muy pocas veces se asiste a un consultor financiero a fin de que estudie la manera de rescate pero inteligente a fin de que tenga el menor impacto en su IRPF.

Ya lo ahorro yo por mi cuenta que seguro que me renta más. Esta es otra objeción frecuente y bastante controvertible. Primeramente se estaría renunciando al ahorro fiscal que va desde el veinticuatro por ciento al cuarenta y siete por ciento . Seguidamente, salvo alguna salvedad, es extraño que de forma sostenida y en un largo plazo se logren mejores rendimientos que el que consiguen los profesionales. Y además de esto se expone a más peligros.




Categoría(s): Ahorro

6 consejos básicos a la hora de contratar un plan de pensiones



Aunque no todos los especialistas, y no en todos los casos sería la mejor opción contratar un plan de pensiones, en algunos casos puede interesarnos, ya que las aportaciones al plan de pensiones desgravan y nos permitirán pagar menos impuestos al hacer la declaración de la renta.

Con la meta de mantener exactamente el mismo nivel de vida cuando llegue el instante de la jubilación, cualquier plan relacionado con el ahorro privado se transforma en una opción a tener en cuenta. Es hora de meditar ya en el futuro y para esto, proseguimos estos seis consejos básicos para contratar un plan de pensiones de la Asociación Europea de Asesores Financieros (EFPA).

Escoger el plan de pensiones que más te convenga

Te vas a estar preguntando cuál es, mas lo cierto es que no hay un producto mejor que otro. Esto depende del que mejor se ajuste a tus peculiaridades y necesidades. Para asistirte a decidir te proponemos estas 3 cuestiones: ¿a qué edad lo vas a contratar?, ¿cuánto deseas arriesgar? y ¿cuánto puedes ahorrar?

Es esencial que conozcas esta regla: cuanto más peligro, mayor rentabilidad en los activos de renta variable. En cambio, si te decides por los activos de renta fija, estos son más seguros si bien conseguirás menos rentabilidad. “El producto escogido debe encajar en nuestra estrategia, teniendo presente qué porcentaje de bolsa y renta fija queremos, en tanto que la tasa mínima de rentabilidad demandada ha de ser mayor que la inflación para eludir rentabilidades negativas”, recomiendan.

Cuanto antes contrates el plan, más rentabilidad

Es evidente que si comienzas ya antes a ahorrar en tu plan de pensiones, el beneficio va a ser mayor, si bien es verdad que no siempre y en todo momento es simple comenzar debido a las circunstancias laborales o bien por el hecho de que sencillamente no te lo has planteado jamás.

Los especialistas aconsejan empezar el ahorro para la jubilación con el primer empleo. Si eres joven, los planes de pensiones con más peligro son la opción preferible. No obstante, si te hallas cerca de la jubilación, un plan de previsión asegurado (PPA) o bien una cartera de renta fija es la mejor elección. De todas y cada una maneras, conforme la EFPA: “aunque siempre y en toda circunstancia va a haber que tener en consideración la inquina al peligro del ahorrativo en cuestión, alén de la edad de contratación de nuestro plan”.

La entidad es importante

En el momento en que ya has decidido el plan de pensiones que mejor se ajusta a ti, debes estimar la posibilidad de diversificar el peligro contratando múltiples planes de pensiones de diferente vocación inversora. “No debemos poner todos y cada uno de los huevos en exactamente la misma cesta”, aseveran los especialistas.

En el momento de seleccionar entidad, es conveniente examinar los planes de esa compañía gestora para poder ver si ocupa buenas situaciones en el ranking de rentabilidad en un largo plazo y solvencia.

Consulte cuáles son las comisiones

Equipara las diferentes comisiones (administración y depósito) de cada entidad y no te dejes llevar por una comisión baja, puesto que esto no quiere decir que sea el producto más conveniente. La EFPA asevera que “debemos tener en consideración que las comisiones en planes de renta fija han de ser inferiores a los planes de renta variable, puesto que estos últimos deben tener, sobre todo, una administración activa y activa para conseguir buenas rentabilidades que atenúen el efecto de las comisiones. Existen planes de pensiones en los que la comisión de administración es bajísima y perciben un diferencial a fin de año dependiendo de la rentabilidad conseguida equiparada con una meta anteriormente marcado (las llamadas comisiones de éxito), con el máximo legal del dos por ciento ”.

No dejarnos llevar por los regalos de bienvenida

“Normalmente van ligados a una obligación de permanencia que quita la libertad del ahorrativo para mudar de plan en caso de que no responda a sus esperanzas iniciales”, es la sentencia de esta Asociación. Por esta razón, no puedes guiarte por el regalo que te ofrezcan al contratar un plan de pensiones ni tampoco hacerlo en una determinada entidad pues en ella ya tengas la hipoteca o bien algún crédito.

Alternativas a los planes de pensiones

Caso de que un plan de pensiones no sea el producto de ahorro que buscas, siempre y en toda circunstancia puedes informarte sobre los planes de previsión asegurados (PPA), los seguros de vida ahorro y los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS).




Categoría(s): Ahorro, Inversiones

Ya se puede solicitar la pensión de jubilación por Internet



En estos días, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha sacado a la luz una resolución, merced a la que ya se puede pedir la pensión por Internet. Ahora te contamos todos y cada uno de los detalles.

Con ideas como las que nos competen en el artículo, se facilita en buena medida muchos de los trámites que se deben efectuar por medio de los organismos públicos. A veces, la burocracia llega a ser tan aburrida que puede derivar en fallos que prolongan el proceso indefinidamente.

Por fortuna, ya se puede pedir la pensión por Internet, merced a que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha puesto en marcha una fórmula a fin de que los ciudadanos puedan gestionar y pedir de forma electrónica diferentes posibilidades del sistema público. Entre ellas, se halla la pensión, tal como asimismo las posibilidades de viudedad, orfandad, por maternidad y por paternidad.

¿Cómo solicitar la pensión de jubilación por Internet?

Si estás interesado en esta modalidad de tramitación, la primera cosa que tienes que saber es que esta vía electrónica solo es posible cuando la administración no fuerce a presentar documentación física.

Tras estimar este aspecto, los demandantes deben acceder al portal “Tu Seguridad Social” y también identificarse a través del documento de identidad electrónico, el certificado digital o bien con la Cl@ve permanente. Con la Cl@ve, el ciudadano se puede identificar ante cualquier servicio de la Administración, merced a unas claves concertadas (usuario y clave de acceso), sin precisar tener que contar con de diferentes claves para cada acceso.

En todo caso, para acceder a “Tu Seguridad Social” resulta necesario contar con un usuario y clave de acceso activos, para lo que se precisa un código de activación, que se consigue de forma presencial en cualquier oficina de la Seguridad Social.

Una vez efectuados estos pasos, el usuario puede pedir la prestación de jubilación bien usando el simulador del cálculo de la pensión, o bien de manera directa. El demandante solo deberá proseguir los pasos que se le señalan y también ir completando la información que se le solicita. Asimismo deberá anexar la documentación precisa y firmar la petición introduciendo el certificado digital o bien la firma centralizada (Cl@vefirma) en función de si ha accedido al portal con el primero o bien con la clave de acceso Cl@ve.

Si optas por efectuar una simulación para poder ver en qué momento y exactamente en qué condiciones puedes jubilarte, desde ese instante puedes pedir la prestación, en tanto que el sistema aprovecha la información para administrar la solicitud.

Como hemos comentado ya antes, si tienes claras las condiciones de tu jubilación, puedes pedirla de forma automática sin pasar por el simulador ya antes. Además de esto, asimismo vas a poder continuar el estado de tu petición en cualquier instante accediendo al apartado “Tus gestiones”.

Petición de otras posibilidades
Aparte de la pensión, los ciudadanos asimismo pueden solicitar la de viudedad, orfandad o bien socorro por defunción, sin asistir a ninguna oficina de la Seguridad Social. Como en el caso precedente, el demandante deberá proseguir los pasos que indique el sistema, tal como apuntar la información relativa a la persona fallecida y la relación con exactamente la misma.

Al lado de las precedentes, desde principios de marzo, la demanda de las posibilidades de maternidad y paternidad asimismo se pueden demandar de forma electrónica. En el primer caso es preciso cumplir con ciertos requisitos, como que la madre sea biológica, que el disfrute del periodo de reposo empiece el día del parto o bien el día después, que tenga el tiempo mínimo cotizado, que esté dada de alta en el Régimen General de la Seguridad Social o bien en el de Autónomos (RETA) o bien en el del Lignito, etcétera




Categoría(s): Finanzas, Noticias